martes, 20 de abril de 2021

LAGOS

 

Conversación a cuatro. Madrid Ávila Oslo. Jueves 15 de abril. Sobre el concurso para la bienal de Lagos en Nigeria. Tomando como base el reciente proyecto Outsider, ganador del encargo de ejecución en la ciudad de OSLO. ¿Qué ofrecer en un concurso de ideas, que compondrán un collage de formas?. Que forma es la propia del B+DC en sinergia con comisarios y arquitectos. Se retoman asimismo algunas ideas conversadas este mes, off record, en torno al refugio mínimo, a las formas de habitar el espacio público, a los capitales simbólicos y a la doble piel que nos protege. Se perfilan varias posibilidades, desde la construcción de una pieza no habitada tipo tótem a la delimitación de un solar donde se destaca la posibilidad de acampar. El traje como pabellón. Lo individual ya es nación, con la emergente potencialidad de involucrar a los agentes locales en la construcción de un proyecto simbiótico entre el arte y la realidad. ¿Qué se aportan? ¿A quién va dirigida la acción? ¿Quién se beneficia de la idea a desarrollar? En la ciudad actual ¿quién acampa, quien duerme, quien vive? Los streetwalkers de recursos mínimos y los turistas de pasta que buscan aventura. Las cuentas corrientes son invisibles y lo visible es la ropa, la marca que cubre el cuerpo. Las marcas imitan la cultura urbana, al igual que el arte imita y clona lo real y mlo traslada y lo implementa en escenarios de exposición. Lo que que emerge de las periferias y los suburbios es la nueva cosmética. Los jóvenes quieren tener tatuajes y llevar los pantalones rotos, quieren imitar el modelo que marca tendencia en las redes, sus plataformas de ocio auto-publicitarias. Los cantantes de moda clonan los peinados y los colores del tinte del guetto. Se refríen las ideas de las décadas previas, que como olas vuelven a la escena. Se regurgita lo que se olvidó y ya es nuevo de nuevo. Se remarca. En lo tectónico sucede lo mismo, los fragmentos que componen el nuevo cuadro suprematista tridimensional, los materiales del povera y las ideas del arte conceptual son retro y son ahora. Las ciudades nómadas de archigram vuelven. Como aporte clave vemos al nuevo artista camufla su habitat urbano en un saco de escombros. El objeto es una máscara, que toma la imagen de un cuerpo conocido y mutable para hacerse invisible. El contenedor es usado como imagen de lo precario y de lo efímero convertido en una cápsula de supervivencia urbana. La idea de la mímesis apropiacionista, donde su cuerpo es escondido (y fotografiado) en una falsa partícula móvil urbana. ¿Es un simulacro o vive en ella? El cuadro es una idea no vinculante.

La bandera apunta a un punto en el suelo, donde se hinca el vector que estabiliza la tensión de la distancia. El suelo es lo real. Las esfinges pasan de meras observadoras a ser parte de la ecuación estructural. La calidad de su asiento y su atado al graderío es una clave. El triángulo en forma de punta de lanza, es acero trenzado, resistente e invisible entre la masa. Se sustenta lo ultraligero, la tela que es el símbolo máximo, la bandera común. La piel cultivada insitu como publicidad cromática arroja esa sombra que es la nación común, móvil por la posición del sol.

 

https://antolloveras.blogspot.com/2021/04/conceptual-architecture-cedric-price.html 

 


La tensión en el cable con la distancia de los anclajes en las esculturas hasta la pica dará una geometría con algo de curva dependiendo del peso del textil. Un plano inclinado, con forma de trapezoide anclado a dos alturas. La pica puede tener un ángulo perpendicular a los cables, más inclinada. Si el cable es más corto menos tensión más alta la pica. Los animales colaborando son ya un buen aporte.